¿QUÉ TRATAMOS?
  • Aneurismas

    Un aneurisma es un ensanchamiento o dilatación anormal de una porción de una arteria, que tiene relación con una debilidad en la pared de dicho vaso sanguíneo. En muchos casos los aneurismas pueden ser tratados por radiólogos intervencionistas sin necesidad de acudir a la cirugía abierta. Se introduce un catéter ?no en el vaso para introducir un dispositivo que impide que la sangre pase por el aneurisma.

  • Malformaciones arteriovenosas (MAV)

    Las malformaciones arteriovenosas son vasos sanguíneos anormales en el cerebro u otras partes del cuerpo. Si no son tratadas, pueden romperse y causar una hemorragia que puede ser fatal. En muchos casos estas anomalías pueden ser tratadas por radiólogos intervencionistas sin cirugía a través de un procedimiento en el que se introduce un catéter y se inyecta una sustancia que evita que la sangre pueda pasar a los vasos afectados.

  • Hemorragias internas

    Cuando un paciente sufre una hemorragia interna debido a un vaso roto por un accidente u otro traumatismo, el radiólogo intervencionista determina la ubicación exacta del vaso afectado mediante una angiografía. A continuación inyecta una sustancia coagulante, como material colágeno o pequeñas espirales a través de un catéter para parar la hemorragia.

  • Hemorragias internas

    Cuando un paciente sufre una hemorragia interna debido a un vaso roto por un accidente u otro traumatismo, el radiólogo intervencionista determina la ubicación exacta del vaso afectado mediante una angiografía. A continuación inyecta una sustancia coagulante, como material colágeno o pequeñas espirales a través de un catéter para parar la hemorragia.

  • Coágulos de sangre

    Los coágulos de sangre que se forman en las venas profundas de la pierna (conocidos como trombosis venosa profunda o TVP) pueden causar una in?amación crónica de las piernas y dolor al caminar. Además existe el gran riesgo de que los coágulos puedan pasar al corazón o a los pulmones, una complicación que pone en peligro la vida del paciente (embolia pulmonar). Los radiólogos tratan la TVP disolviendo el coágulo con la llamada terapia trombolítica. Con ella se re abre el vaso al ?ujo sanguíneo y se previenen los daños permanentes del vaso, un efecto secundario común de la TVP.

  • Filtros de coágulos de sangre

    Los pacientes con ciertas enfer u otros problemas que no les permiten moverse durante mucho tiempo corren el riesgo de que se les formen coágulos sanguíneos que pueden pasar al corazón o a los pulmones. Los radiólogos intervencionistas pueden introducir pequeños ?ltros (llamados ?ltros de vena cava) en un vaso para atrapar y disolver dichos coágulos de sangre.

  • Tratamientos para el Cancer

    Algunos tipos de cancer, como por ejemplo aquellos que afectan el sistema endocrino y se han propagado al hígado, pueden ser tratados medicamentos que se administran directamente en el sitio del tumor en un procedimiento llamado quimioembolización.

  • Hipertensión

    La causa de la hipertensión, en algunos pacientes, puede ser un estrechamiento de las arterias renales. En muchos casos este problema llamado hipertensión renal, puede ser tratado con la ayuda de la angioplastia.

  • Drenaje de infecciones y abscesos

    Un gran número de enfermedades pueden causar infecciones permanentes (abscesos). Estas infecciones pueden ser drenadas con un tubo (catéter) que se introduce a través de una pequeña incisión en la piel y se lleva hasta el sitio de la infección.

  • Obstrucción del tracto urinario

    El uréter, el tubo por el que la orina pasa de los riñones a la vejiga, puede obstruirse por cálculos renales u otros tipos de obstrucciones. Para tratar esta condición el radiólogo intervencionista introduce un catéter a través de una pequeña incisión en la piel y lo lleva hasta el riñón obstruido para drenarlo.